Aunque la definición de semillero es inicialmente atribuida al lugar donde son sembradas y nacen las plantas, también es cierto que el término se refiere, según el Diccionario de la Real Academia Española, al "origen y principio de que nacen o se propagan algunas cosas" y es que aquí nació T-share.

IEBS es una escuela de negocios con enfoque a la innovación y a los emprendedores, creada con el objetivo de ser una alternativa real al modelo de enseñanza tradicional buscando formar personas con mayor responsabilidad y que dirijan sus proyectos con espíritu emprendedor, desde la innovación, la ética y la sostenibilidad.

En abril de 2019 iniciaba el curso introductorio del Master in Project Management de IEBS y desde su plataforma comenzamos a incorporarnos los estudiantes del máster, así como de otros cursos y postgrados. Para finales de mayo de 2019 nuestra formación ya arrancaba en pleno, y nada más y nada menos que con la Metodología Lean Startup y una asignatura de Transformación de las Organizaciones. Allí se sembraba la semilla que ponía en práctica eso del espíritu emprendedor y no nos estábamos dando cuenta.

Cada asignatura en este régimen online nos ofrecía la oportunidad no solo de tomar las clases a través de material de lectura o videos explicativos, sino que además nos daba el espacio para compartir nuestros puntos de vista a través de hilos de discusión y nos llevaba a conectar con personas que eran totalmente desconocidas y de cualquier parte del mundo para trabajar en equipo y lograr la entrega de casos prácticos al final de cada módulo.

Así nos encontramos en el camino Marvin, Silvia, José y Karla, miembros del Equipo T-share. Pasamos prácticamente un año trabajando juntos y compartiendo en cada módulo, aun cuando algunos casos prácticos no eran grupales.

En marzo de 2020 llegó la hora de poner manos a la obra y darle vida a T-share y acá la cosa se puso seria. Asumimos el reto, cada uno tomó un rol y comenzamos a crear. Teníamos muchísimas opiniones de por dónde debía ir el negocio pero ya era hora de aplicar lo aprendido: marcos de trabajo, metodologías y métodos. Así que había que considerar todas las opciones e iniciamos con un Brainstorming. Comenzamos a trabajar bajo el framework Scrum aprendiendo cada uno desde su rol, equivocándonos y ajustando.

Así nace T-share, de la experimentación semana a semana de un equipo que al principio solo tenía una idea, y que ahora confirma que es posible emprender trabajando de manera remota desde distintos puntos geográficos, y lo más importante, con sensibilidad social, ética y sostenibilidad, principios fomentados en IEBS, la escuela de negocios que nos reunió.

La semilla ha germinado... es hora de crecer.