El Balanced Scorecard, ayuda a los directivos de las empresas a controlar periódicamente el cumplimiento de las metas permitiendo tomar acciones preventivas e inmediatas antes de que los problemas escalen a niveles muy costosos e irreversibles.

La metodología sugiere la clasificación de los objetivos en 4 perspectivas:

  • La perspectiva financiera hace referencia al rendimiento sobre la inversión de los accionistas, a la distribución y control de los presupuestos de costos y gastos, al incremento de las ventas que garanticen los recursos necesarios para llevar a cabo la estrategia empresarial.
  • La perspectiva de clientes, en este grupo se encuentran los indicadores relacionados con las soluciones destinadas a satisfacer las necesidades de los clientes. También se consideran aquellos vinculados a mejorar la cuota de mercado de la empresa.
  • La perspectiva de procesos, incluye indicadores de los procesos que están dirigidos a obtener el rendimiento esperado en los tiempos programados.
  • Perspectiva de talento y aprendizaje, hace énfasis a métricas dirigidas al talento de la organización, incrementando sus competencias y habilidades, incrementando la innovación e involucramiento mediante un sistema de incentivos por productividad y un adecuado clima laboral.

Al conocer cómo se enlazan los objetivos de las diferentes perspectivas a través del Mapa Estratégico, los resultados de los indicadores permiten identificar ajustes en la cadena de valor y el modelo de negocio para asegurar que se cumplan las metas.

Para cada perspectiva hay entre 1 y 3 objetivos operativos, cada objetivo tiene un indicador. Los indicadores han sido identificados junto con la meta, la fórmula para el cálculo y los umbrales que permitirán mantener bajo control a los mismos.

Dado que T-share es un negocio que está naciendo, nuestro tablero de indicadores carece de un valor actual o de históricos que permitan contrastar y verificar la consolidación del modelo de negocio. Ya que estamos arrancando, hemos definido su implementación en 2 etapas:

  1. Una primera etapa (año 1) que tendrá vigencia mientras el negocio está en formación y contará solo con la implementación de los indicadores indispensables (T-share 1.0 y 2.0).
  2. Una segunda etapa (años 2 y 3) donde al estar en funcionamiento todas las aristas de nuestra propuesta de valor, incorporaremos el resto de los indicadores en el seguimiento (T-share 2.0 y 3.0).  
Etapas de implementación de indicadores de gestión en T-share

Por regla general, el tablero de indicadores será actualizado una vez por mes, de manera de incorporarlo como insumo para la evaluación del desempeño en reuniones retrospectivas mensuales.

Indicadores de gestión de T-share, etapas 1 y 2

Nuestra aspiración es arrancar la medición  lo antes posible y darle vida al Balanced Scorecard de T-share para generar revisión de las estrategias, acciones y validaciones del modelo de negocio que nos permitan mantener viento en popa, rumbo al objetivo: nuestra visión.

“La verdadera motivación proviene del logro, desarrollo personal, satisfacción en el trabajo y reconocimiento”                                                           -Frederick Herzberg